Big Data: la clave para la gestión empresarial

Escrito por Eduardo Méndez el 30/11/2016

Entre las búsquedas que se realizan en Google, las entradas en Facebook, los tuits en Twitter y los vídeos en YouTube, cada minuto se generan miles de millones de datos en Internet. A diario, las empresas reciben una cantidad de información que necesitan estructurar y analizar para progresar en el sector y comprender las necesidades de la sociedad, pero si esta información no se puede analizar ni estructurar debido a su excesivo tamaño, ¿entonces qué? La respuesta es simple: Big Data.

La gran cantidad de datos circulando por el mundo es muy difícil de controlar, y aún más difícil de analizar para poder extraer conclusiones acertadas sobre los mismos. Es para dar una solución a este problema por lo que ha surgido el Big Data: la gestión y el análisis de grandes cantidades de información que puede o no estar estructurada: el uso de esta herramienta es algo fundamental para cualquier empresa en la actualidad.

El hecho de poder convertir los datos en información útil hace que tomar de decisiones, de cualquier ámbito, sea mucho más sencillo para las empresas. Es por esto que el Big Data se presenta como una oportunidad de negocio que ayuda a entender mejor a los clientes respecto a los productos o servicios que se les ofrece. Otra de las ventajas del Big Data es que permite analizar la información procedente de diferentes fuentes como las Redes Sociales, los dispositivos electrónicos, los sensores de movimiento, etc.

Otro de los puntos fuertes del Big Data es la velocidad que ofrece: las soluciones de este sistema permiten recibir y procesar datos con una gran rapidez, agilizando la toma de decisiones. En conclusión, el sistema ahorra tiempo y además no tiene consecuencias negativas que influyan sobre la veracidad ni el valor de los datos obtenidos. La confianza, calidad y fiabilidad que ofrece Big Data sobre la información resultante son tan sólo algunas de las ventajas que se presentan para una correcta gestión empresarial.

El perfil profesional de analista de datos se caracteriza por ser uno de los más solicitados en la actualidad y durante los próximos años, posicionándose como un factor relevante para este fenómeno, y con un futuro aún más relevante. En concreto, es el segundo perfil más complicado de encontrar en nuestro país actualmente y será el que más se cotizará durante los próximos tres años. Y es que, aunque a priori pueda parecer algo no tan difícil, es realmente complicado encontrar a gente que sepa extraer información útil y relevante gracias a ingentes cantidades de datos, personal que requiere de formación en el ámbito de las Matemáticas, la Estadística, la Informática o las Telecomunicaciones.

En España, las empresas se han estado dando cuenta, recientemente, de la importancia de utilizar toda la información acumulada con el objetivo de poder aprovecharla para predecir el comportamiento futuro de los clientes. Es por esto que una persona capaz de extraer conclusiones a partir de multitud de datos será deseada por cualquier sector empresarial. Hoy en día, para todos aquellos que estén dudando sobre su futuro profesional, la opción de dedicarse al análisis de datos es una de las más acertadas en cuanto a las salidas profesionales disponibles.

twitter facebook google+
Escrito por:

Eduardo Méndez
Empresario
Ver todos sus posts ->