Los beneficios del Big Data para el sector logístico

Escrito por Eduardo Méndez el 15/07/2016

El negocio de la distribución es una de las actividades que mayor volumen de facturación y de transacciones individuales registra, siendo también un sector que destaca por trabajar con unos márgenes muy estrechos. Esto obliga a las empresas a tener como factor clave la eficiencia. Así, el análisis de toda la información supone una ventaja competitiva para tomar las mejores decisiones. El Big Data y la Inteligencia Analítica ayudan a estas compañías a optimizar sus procesos, maximizar la rentabilidad y fidelizar al cliente.

La posibilidad de poder analizar toda la información disponible y toda la relacionada con el negocio hace que las decisiones tácticas y estratégicas que la empresa pueda tomar sean las mejores. Los grandes beneficios que el Big Data y la Inteligencia Analítica ofrecen a estas compañías son los siguientes: 

Previsión segmentada y ajustada de la demanda

Mediante el análisis de datos es posible ajustar la oferta de un producto concreto a cada cliente o segmento de cliente en cada momento y por el canal más adecuado: así se maximiza la rentabilidad de las actividades.

Mejora en la trazabilidad de productos y control de cadenas de frío

Permite controlar la evolución y los procesos de los productos, así como tener un control exhaustivo sobre la cadena de frío y los posibles incidentes que se produzcan en la misma.

Mejor control de los activos

El Big Data proporciona un mejor control de las flotas de vehículos, de la actividad de los almacenes, de los productos, etc., permitiendo así una mayor optimización de las operaciones de distribución, acercándose al concepto de tiempo real.

Optimización de la red de distribución y de los modelos logísticos

El uso de los datos permite innovar y crear nuevos modelos en los que el mercado y el cliente mandan, y, en donde además de reducir costes en logística, sea también importante el buen servicio al cliente. Esto supone una ventaja competitiva para las compañías.

Fijación dinámica de precios en función de la demanda y los costes logísticos

La analítica de datos ofrece la posibilidad de establecer parámetros de negocio que permitan adelantarse a situaciones predecibles de demanda, ajustando así los precios de los productos y sus fluctuaciones a la de los costes logísticos asociados.

Mantenimiento preventivo

El Internet de las Cosas permitirá, a corto plazo, la emisión de información constante y en tiempo real desde miles de dispositivos distintos, permitiendo que las empresas conozcan con antelación el estado de la maquinaria para llevar a cabo mantenimientos preventivos y evitar imprevistos en la cadena logística.

Control y optimización de inventarios y referencias

El Big Data permite una reducción de los niveles de inventario y una optimización del uso que se le da a los activos.

Seguimiento de niveles de servicio al cliente y costes asociados

El poder conocer mejor al cliente y hacerlo de forma detallada, acompañándole en el Client Journey, potencia el nivel de servicio y permite un control mayor sobre los costes asociados a los mismos.

El poder reducir los tiempos de entrega de los pedidos, mejorar los costes de la cadena de suministros, optimizar las operaciones ligadas a la demanda o mejorar la relación con proveedores y clientes, son sólo algunos de los beneficios que el Big Data y la Analítica de Datos aportan al sector logístico y de la distribución.

twitter facebook google+
Escrito por:

Eduardo Méndez
Empresario
Ver todos sus posts ->